ECONOMIA Y NEGOCIOS

20 de febrero de 2018

Obligados a pagar según la inflación

Los bancos deben cumplir con la cláusula gatillo
Las entidades bancarias no cumplían con el pago de la compensación prevista para el caso de que la inflación de 2017 superara el acuerdo paritario. La Justicia le dio la razón a la Asociación Bancaria y dispuso también que continúe el descuento de la "cuota solidaria". El Gobierno apelará la decisión.

En medio de la pulseada por las paritarias de este año con las cámaras empresarias, que en la mesa de negociación tienen de aliado al Gobierno, los bancarios consiguieron una a su favor: la Justicia dispuso que los bancos están obligados a pagar la clausula gatillo acordada en 2017 y también a seguir descontando a los trabajadores no afiliados a la Asociación Bancaria la "cuota solidaria" que va al gremio y que la administración macrista había suprimido por decreto. En el Ministerio de Trabajo anticiparon que apelarán la decisión.

Ante la decisión del Gobierno de eliminar la "cuota solidaria" y la suspensión de la aplicación de la cláusula gatillo por parte de las cámaras empresarias los bancarios presentaron una acción de amparo ante la Justicia. El juez que les dio la razón y dictó una medida cautelar a su favor es Julián Benito Flores, titular del Juzgado Civil y Comercial Nº 11 de Resistencia, Chaco. 

"La Justicia nos da la razón. Los bancos deben pagar", celebró en un comunicado el sindicato que conduce Sergio Palazzo, que hoy cumplió la segunda jornada del paro por 48 horas en rechazó al aumento del 9 por ciento las cámaras que agrupan a las entidades bancarias ofrecieron para este año. Desde el gremio consignaron que la medida de fuerza tuvo un acatamiento superior al 90 por ciento. Además de la huelga hubo movilizaciones en la City porteña y una masiva concentración en La Plata , donde los trabajadores reclamaron también por la derogación de la reforma previsional de los trabajadores del Banco Provincia que realizó la gobernadora María Eugenia Vidal.

El fallo del juez Flores activa la cláusula gatillo con retroactividad al 1º de enero de 2017. En el acuerdo del año pasado se dispuso un aumento del 19,5 por ciento, susceptible de hacer entrar en vigor la cláusula gatillo si la inflación superaba el acuerdo paritario, cosa que ocurrió. Los bancos pagaron en noviembre y diciembre, pero la caída del acuerdo hace un mes hizo que no se pagara enero. Ahora, los trabajadores podrán cobrar.

"Ese acuerdo paritario fue firmado en el contexto del convenio vigente, por lo que las entidades financieras deberán pagar", manifestaron desde el sindicato, tras confirmarse "el principio de ultraactividad en relación con la vigencia del acuerdo paritario 2017". El pago deberá realizarse en lo que queda de febrero.

Además, el gremio consiguió que el juez dispusiera que los bancos “continuen reteniendo el aporte soliario”. Es el descuento del uno por ciento de los sueldos de los trabajadores no afiliados, un dinero que pasa a engrosar las arcas de La Bancaria. La cifra es la mitad de lo que se le descuenta a los bancarios afiliados al sindicato.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

ECONOMIA Y NEGOCIOS
Un modelo sin agrotóxicos

Comentarios