Martes 17 de Mayo de 2022

Hoy es Martes 17 de Mayo de 2022 y son las 15:40 - Semanario La Voz - Federal - Entre Ríos - Semanario La Voz - Federal - Entre Ríos

NACIONALES

24 de noviembre de 2016

Macri aseguró que su Gobierno evitó "la quinta crisis de la historia" del país

El Presidente agradeció el "acompañamiento de gobernadores e intendentes" de todo el país y sostuvo que "más peleas y más divisiones no traerán soluciones", en medio de las demandas sociales ante la llegada del fin de año.

El presidente Mauricio Macri aseguró hoy que su gobierno evitó este año "la quinta crisis de la historia" del país, que -según dijo- estaba "quebrado, endeudado y en default" cuando se hizo cargo del Poder Ejecutivo en diciembre pasado.
Macri se expresó así en declaraciones formuladas durante la conferencia de prensa que ofreció en la ciudad de Roque Sáenz Peña, tras visitar junto al gobernador de Chaco, Domingo Peppo, las obras de una planta de agua potable en el Impenetrable.

"Fue un año difícil, el punto de partida fue duro", en un "país quebrado, endeudado, en default, con la carga impositiva más alta de la historia, con la obras paradas", resaltó el jefe de Estado. 
En ese contexto, subrayó: "En vez de quejarnos, enojarnos, y buscar responsables lo canalizamos en trabajar, y logramos juntos evitar la quinta crisis de la historia, a la que estábamos destinados si no corregíamos, pero por suerte corregimos".

Acompañamiento
El Presidente remarcó su agradecimiento al "acompañamiento de gobernadores e intendentes" de todo el país y sostuvo que "más peleas y más divisiones no traerán soluciones", en medio de las demandas sociales en vísperas de la llegada del fin de año.
En ese sentido, señaló que "diciembre es un mes que lleva a fortalecer los afectos, es un momento de reflexión", y aclaró que se llegará a las fiestas "después de un año donde se ha recuperado el diálogo".
"Estoy tranquilo y contento del año que transcurrimos", afirmó el Presidente. 

Por otra parte, al ser consultado sobre las críticas del vicegobernador local, Daniel Capitanich, quien dijo que hay "muchas visitas y pocas obras", el mandatario se preguntó "por qué está tan enojado", al igual que su hermano, el actual intendente de Resistencia y exjefe de Gabinete de Cristina Kirchner, Jorge Capitanich.
Al respecto, consideró: "Tenemos que tratar de encontrar una agenda y tirar el carro juntos y no seguir discutiendo sobe el pasado".
"Insto a los Capitanich a sentirse parte y no defender lo que pasó y concentrarnos a reducir el 32 por ciento de la pobreza", enfatizó el jefe de Estado.

Obras para el agua potable
Las obras para abastecer de agua potable a las poblaciones del Impenetrable chaqueño beneficiarán en una primera etapa a cerca de 17 mil habitantes de la zona, en su gran mayoría- alrededor del 70 por ciento- pertenecientes a las comunidades wichi y qom en las localidades de El Pintado, Nueva Pompeya, El Sauzal y Fuerte Esperanza y poblaciones rurales aledañas.
De esta manera, se generará un cambio trascendental e histórico en la calidad de vida de los pobladores de esta región, que históricamente ha estado afectada por problemas de falta de agua potable, cortes del suministro y entregas reducidas.

El proyecto demandará una inversión del Gobierno de más de 752 millones de pesos. 
Hasta ahora, el sistema de abastecimiento sólo permite un suministro de 3 horas diarias en las zonas urbanas, en tanto que las zonas rurales reciben agua sólo a través de camiones.
La población dispersa gasta aproximadamente 6 horas diarias para lograr su propia provisión de agua a través del acarreo manual, el cual involucra principalmente a mujeres y niños.
En esas localidades la fuente es el Río Bermejito, que presenta turbiedad y un alto contenido de sales.

Transporte a las comunidades
En el caso de Fuerte Esperanza, el agua proviene de napas, extraída por perforaciones, con elevados índices de salinidad y un alto contenido de arsénico.
Además, la capacidad de este acuífero es limitada y en época estival debe reducirse la prestación.
La mayoría de la población dispersa se abastece de aljibes propios junto a sus viviendas cargados con agua de lluvia, pero dadas las características climáticas de la zona, frecuentemente los depósitos se agotan.
Entonces recurren al acarreo en aguadas naturales, altamente contaminadas por compartir el recurso con animales domésticos, de cría y salvajes.

El proyecto en ejecución comprende las etapas de captación, tratamiento, transporte y distribución.
La captación se realizará sobre el río Bermejo, a la altura de El Pintado; una estación de bombeo impulsará el agua cruda por un acueducto de 34 km hasta Wichi y Nueva Pompeya. 
En estos puntos se realizará la potabilización del agua en sendas plantas construidas, las cuales contarán de cisternas y depósitos elevados que aportarán el agua a las redes de distribución.

Una parte del agua tratada en Wichi será impulsada hasta El Sauzal mediante un ducto de 21 km de longitud, que también tendrá una cisterna y un depósito elevado.
Finalmente, desde Nueva Pompeya se proveerá de agua potable a la localidad de Fuerte Esperanza.
 

COMPARTIR:

Comentarios