El Jefe de gabinete habló sobre el ajustado triunfo del PRO.

El jefe de Gabinete consideró que el ajustado triunfo del PRO en la ciudad de Buenos Aires "es una demostración de la rendición con las manos en la nuca del neoliberalismo".

El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, consideró hoy que el resultado electoral en la ciudad de Buenos Aires, donde el macrismo venció a ECO en la segunda vuelta electoral por apenas tres puntos, "es la demostración acabada de la rendición con las manos en la nuca del neoliberalismo o del conservadurismo que representa (Mauricio) Macri y el PRO".

Asimismo, el ministro coordinador opinó que el jefe de Gobierno y precandidato presidencial "se dio vuelta como una media" al anticipar que, en caso de llegar a la Presidencia, mantendrá algunas de las políticas adoptadas por la administración kirchnerista, como son la estatización de YPF y de Aerolíneas Argentinas y la Asignación Universal por Hijo (AUH).

En su habitual contacto con la prensa en Casa de Gobierno y al ser consultado sobre el balotaje de ayer en el que venció Horacio Rodríguez Larreta para ser jefe de Gobierno de la Ciudad, Fernández sostuvo: "La verdad que lo de ayer es una demostración acabada de la rendición con las manos en la nuca del neoliberalismo, del conservadurismo que representa Macri, y una muestra de oportunismo químicamente puro, no hay ninguna otra cosa que explicar".

"Nadie sensato puede creer que Macri puede intentar hacer lo que hizo Capriles (dirigente opositor en Venezuela). Por lo menos él se tomó un trabajo en el tiempo; acá se dio vuelta como una media en un segundo, eso no se vio bien ni para los que quiere conquistar ni para los que tenía conquistados", remarcó el funcionario y precandidato a gobernador bonaerense del FpV.

Consultado si Macri quedó debilitado de cara a las elecciones PASO de agosto y a las generales de octubre, señaló: "Muchachos, Macri no ganó nada. No ganó en el Chaco, no ganó en La Rioja, no ganó en Salta, no ganó en Santa Fe, no ganó en Córdoba, no ganó en ningún lado, no compitió en Mendoza, porque ganaron, los radicales y los conservadores. Macri no ha ganó nada".

"Vuelvo a insistir que el PRO que representa Macri es un partido vecinal, con una versión muy porteña de la política. Es un partido local y en su condición de partido local gana la elección por tres puntos, exactamente 3.28% de diferencia, con (Martín) Lousteau, eso es lo que es", remarcó.
Asimismo, planteó que "Macri está en una situación incomodísima para alguien que pretendía ser el representante ganador de la oposición en el país, y la verdad es que no representa a casi nadie".

Sobre si el resultado electoral de ayer es un adelanto de lo que serán las PASO a favor del Frente para la Victoria (FpV), sostuvo: "La gráfica de lo de ayer es muy clarita. No pueden ganar en ningún distrito, ese es un techo del PRO que está clavado en eso y que no pueden salir de eso. Ese techo del 30% en Santa Fe fue la más gráfica de todas, la que más posibilidades les otorgó. Y en el distrito Ciudad de Buenos Aires, que era el caballo del comisario, se mancó el caballo".

Compartir

Comentarios