La huelga de 36 horas comenzó en el mediodía de ayer lunes. Camioneros se apostó en el ingreso al túnel en Paraná y una cola de vehículos de gran porte podía verse en la mañana de este martes. No hay transporte público en todo el país, ni atención bancaria, a la vez que en la provincia las escuelas no dictan clases, se pudo observar.

El paro de 36 horas fue convocado por las tres CTA y la CGT en demanda de cambios en la política económica del Gobierno nacional.

En Entre Ríos no hay clases en las escuelas ni universidades y tampoco atención bancaria y en lo que respecta a la capital provincial, es muy poco el movimiento que se ve en las calles.

En la administración pública los sindicatos ATE y UPCN se adhieren a la huelga y a nivel municipal hay gremios que también se plegaron.

El transporte público está de paro a partir de la decisión del sindicato UTA y en el ingreso al túnel en Paraná se pudo observar en la mañana de este martes una cola de camiones al costado de la ruta como parte de su adhesión a la medida de fuerza. Este tipo de concentraciones se replicarán en distintos puntos de la provincia. 

Paran también los trabajadores de comercios, de puertos, de la construcción, metalúrgicos y gastronómicos, entre otros según registró esta Agencia.

Ayer en una masiva marcha por el centro cívico de la capital entrerriana, los trabajadores unidos rechazaron el ajuste y pidieron al Gobierno nacional medidas que fortalezcan la generación de empleo, un freno a los tarifazos y a la suba de precios. (APFDigital)

Compartir

Comentarios