El presidente de la Unión Industrial de Entre Ríos (UIER), Leandro Garciandía, aseguró que el costo de financiamiento que deben afrontar las empresas es “una locura” y que se torna “inviable” invertir para ampliar la producción de bienes y servicios. Sin embargo, destacó el esfuerzo del Gobierno nacional para superar la crisis y rescató el plan de financiación vía descuento de cheques que lanzó el Ministerio de Producción.

Garciandía aseveró que debido a “la crisis y los problemas con el tipo de cambio, el Gobierno para bajar la volatilidad del dólar, incrementó las tasas, sea con Lebacs o ahora con Letes. Esto ha generado que se corran todas las tasas y donde mayor impacto ha habido, quienes más problemas han tenido son las pymes”.

“Las tasas de interés para descuento de cheques en banco llegaron a superar el 70 u 80 por ciento, dependiendo del origen de los cheques y de la empresa”, mencionó el dirigente industrial.

Por eso, dijo ver “con buenos ojos” el programa del Gobierno nacional de fijar, en acuerdo con un grupo de bancos, una tasa del 32 por ciento de los cuales el Estado (a través del Ministerio de la Producción) subsidiará 3 puntos, por lo cual a las pymes se les reduce el interés al 29 por ciento.

“En una situación de emergencia, veo con buenos ojos pasar de una tasa del 70 u 80 por ciento a bajarla al 29 y que sea más fácil generar el cambio de cheques”, dijo.

Luego, alertó: “Claramente, este nivel de tasas en orden al 30% es una locura. Pero en un escenario donde las perspectivas de inflación son del orden del 30 por ciento al finalizar el año, tener la posibilidad de descontar cheques uno o dos puntos por debajo del nivel inflacionario es un aliciente importante”, agregó.

El titular de la UIER también mencionó que se están registrando dificultades en la cadena de pago de las empresas, corriéndose los plazos a 60, 90 ó 120 días, “dependiendo de la capacidad de negociación de cada industria”.

La proyección de inflación y los niveles de rentabilidad de la inversión financiera hace que sean “muy pocos” los que están haciendo inversiones productivas, reconoció el titular de la Unión Industrial. Dentro de éstos, citó a quienes el escenario actual los tomó con inversiones en marcha, a quienes se les ha complicado el panorama “por el incremento de las tasas”.

“Una empresa grande se financia o con recursos propios o incluso a tasas más altas. En estos momentos, es inviable invertir para ampliar la producción”, sentenció. “Claramente, con este escenario de tasas, con la volatilidad del mercado, no se analiza invertir hasta que pase la turbulencia financiera”, abundó.

“Es necesario estabilizar la economía y el primer paso es estabilizar el tipo de cambio. Y a partir de que pasemos esta tormenta, fijar un rumbo económico, saber hacia dónde se quiere ir”, postuló en diálogo con esta Agencia.

En ese marco, subrayó: “Creo que estos alicientes que está poniendo el Gobierno para las pymes, que son las que más están sufriendo el corrimiento de la cadena de pago y tienen la necesidad de financiar capital de trabajo, son señales al menos alentadoras de que se está pensando en la producción, en apuntalar a la industria”

A la designación de Dante Sica al frente del Ministerio de Producción de la Nación “la vemos con buenos ojos. Es una persona que ha estado muy ligada a la industria, desde siempre. Estamos convencidos de que tiene un entendimiento muy claro de la realidad del país y de las empresas. Conoce lo que pasa dentro”, indicó.

En referencia a las políticas generales que está llevando adelante el Gobierno de Mauricio Macri, Garciandía sostuvo: “Ojalá tuviéramos una realidad distinta, pero lo que nos toca vivir es esto. En principio, los esfuerzos que se hacen para estabilizar el tipo de cambio y tratar de que la tormena financiera pase lo más rápido posible”, concluyó. (APFDigital)

Compartir

Comentarios