El organismo cuya creación está prevista por ley, reunió a sus integrantes para organizar una agenda de trabajo y definir acciones de “corte público” enfocadas en la prevención. La ministra de Gobierno Rosario Romero al frente del Consejo, que el Estado debe estar atento a las “señales” que puedan indicar la presencia de casos de trata “con fines de explotación laboral o sexual”. El número telefónico gratuito para denuncias es el 145.

El Consejo de Prevención, Protección y Asistencia  a las Víctimas y Testigos de la Trata y Tráfico de Personas, creado en el marco de la ley provincial Nº 10.032, se reunió este martes por la mañana en Casa de Gobierno.

Integrado por diversos organismos y reparticiones del Estado entre ellos el Poder Judicial, el Ministerio Público Fiscal y la Policía, el Consejo “establece estrategias y políticas de Estado para prevenir la trata de personas”, definió la ministra Romero, al frente del Consejo.

“En caso de existir una denuncia, este cuerpo establece una red que actúa ante esos casos, por eso uno de los propósitos de la reunión de hoy es difundir las formas de comunicación como el teléfono para denuncias que es el 145”, amplió la funcionaria y aclaró que el organismo nunca dejó de funcionar.

Del encuentro además, surgirá una agenda de trabajo con reuniones mensuales, adelantó Romero, y precisó que otra acción “de corte público” emanada del Consejo será la difundir el número telefónico para denuncias en todas las páginas web de los organismos y darle mayor visibilidad a la temática.

“Vamos a establecer una cantidad de acciones de corte público y de salida, con el objetivo de profundizar la prevención porque ante una señal que puede indicar que hay trata de personas - y cuando hablamos de trata hablamos no sólo de la que es con fines de explotación sexual sino también de explotación laboral y otras finalidades – el Estado debe estar atento y actuar”, completó.

Mencionó como ejemplos de explotación laboral aquellas situaciones vinculadas a los trabajos rurales temporales, “donde los trabajadores son trasladados en forma inadecuada en vehículos y luego son alojados en condiciones que no se condicen con la condición humana y un salario mucho más bajo que el que corresponde”. Y en cuanta a la explotación sexual,  dijo, “la podemos ver en la calle, cuando hay una persona que domina y oprime”. Son varios los signos a atender”, redondeó en declaraciones a esta Agencia. (APFDigital)

 

 

Compartir

Comentarios