El Gobierno oficializó este jueves que los haberes de los jubilados y pensionados y la Asignación Universal por Hijo (AUH) registrarán una suba del 5,69 por ciento a partir de junio.

Este será el segundo aumento trimestral del año -de los cuatro previstos- dispuesto por la Ley N° 27.426 de Reforma Previsional impulsada por la administración Cambiemos.

El aumento aplicado en marzo había sido del 5,71 por ciento, con lo que el haber mínimo jubilatorio pasó de 7.246,64 pesos a  7.660,42. El 5,71 por ciento anterior se determinó por los números del IPC y el Ripte de octubre, noviembre y diciembre del año pasado. En ese último trimestre de 2017 la inflación acumuló 6,1 por ciento y el índice de Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (Ripte) fue del 4,63.

Desde junio, el haber mínimo subirá 435,87 pesos hasta los 8.096,29. A su vez, Asignación Universal por Hijo que cobran unos 4.300.000 niños y adolescentes de todo el país pasará de 1.493 a 1.577,95 pesos, o sea, unos 84,5 pesos más por mes.

Con la suba que se aplicará desde junio, las jubilaciones, pensiones y asignaciones habrán aumentado 11,72 por ciento en el primer semestre. En ese mismo período el costo de vida medida por el Indec alcanzó 12,8 por ciento.

Sin embargo, como anticipó ámbito.com, según un análisis de la abogada previsional Andrea Falcone, del estudio Arce-Falcone, los abuelos perdieron uno por ciento en el primer trimestre del año, cuando la inflación acumuló 6,7 por ciento. "Cuando se hizo el empalme de la ley perdieron más de ocho por ciento y los funcionarios les dijeron: 'Tengan paciencia porque va a ser la primera vez que los jubilados le van a ganar a la inflación'", recordó la especialista en diálogo con ámbito.com. "Pero ahora vemos que la inflación se les fue de la manos. Estimaron que les iba a dar un cuatro por ciento y la estimación del incremento jubilatorio para junio, que ya está hecho", aseguró la letrada.

El porcentaje de aumento fue oficializado a través de la Resolución 6/2018 publicada este jueves en el Boletín Oficial con la firma del secretario de Seguridad Social, Juan Carlos Paulucci Malvis.

A partir del 1 de marzo, la movilidad se determina en un 70 por ciento por las variaciones del Nivel General del Índice de Precios al Consumidor Nacional elaborado por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) y en un 30 por ciento por el coeficiente que surja de la variación de la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (RipteI).

La movilidad alcanza a siete millones de jubilados y pensionados, 1,5 millón de Pensiones No Contributivas y por Adulto Mayor, cuatro millones de AUH y más de cinco millones de asignaciones familiares. (APFDigital)

 

Compartir

Comentarios