SOCIEDAD  9 de abril de 2018

A un paso del histórico plenario

Comienza mañana en Diputados el debate por la despenalización y legalización del aborto
Durante la mañana están previstas las argumentaciones a favor del aborto, y durante la tarde seguirán las que se pronuncian en contra. Se estima que los debates continuarán hasta ser llevados al recinto a principios de junio.

Con un bloque de quince expositores a favor de la despenalización y legalización del aborto por la mañana, entre los cuales sobresale el nombre del periodista Luis Novaresio, –entre juristas y feministas de larga trayectoria–, y otro por la tarde, pero que argumentará en contra, comenzará mañana el histórico debate en la Cámara de Diputados. Entre los que se oponen, figuran el padre Pepe, referente de los curas villeros, y el ex ministro de Justicia de Carlos Menem, Rodolfo Barra, quien tuvo que presentar su renuncia en 1996, debilitado por las revelaciones sobre su militancia juvenil en una organización de extrema derecha y antisemita. Unos y otros, serán escuchados en la reunión plenaria de las cuatro comisiones que deben emitir dictamen, para que el tema se lleve a votación al recinto, lo que se estima que podría suceder a principios de junio. “Cada vez cuento más votos a favor de la ley. En el punteo que hace la Campaña hay varios indecisos que sé que tienen posición tomada para apoyarla. Ya son 115”, dijo a Páginað12 el diputado oficialista Daniel Lipovetsky, quien como presidente de la Comisión de Legislación General, cabecera de las iniciativas en discusión, conducirá el debate legislativo, seguramente, el más trascendente de los últimos años para la vida, la salud y la autonomía de las mujeres. Los pañuelos verdes volverán a ser protagonistas afuera del Congreso: habrá una radio abierta, festival de música, talleres y murga, para celebrar y acompañar la discusión. 

Lipovetzky es uno de los cinco diputados del PRO que firmó el proyecto de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, pero hoy –adelantó a este diario– presentará su propio proyecto, que se sumará a los ocho que estarán en discusión y que incorporará “el acompañamiento de un comité interdisciplinario, que no puede incidir en la decisión de la mujer”, pero que necesariamente intervendrá en el proceso; y también contempla el derecho a la objeción de conciencia y establece que puede ser institucional –es decir que todo un hospital se niegue a atender abortos– pero con la obligación de garantizar la derivación a otro centro a la mujer que solicita la práctica, según explicó a PáginaI12. Ambas cláusulas podrían funcionar en la práctica, como trabas al acceso. Y seguramente estarán en el centro de la negociación por los votos. 

El proyecto de la Campaña solo exige el consentimiento informado de la mujer a la hora de pedir un aborto, siempre dentro de las 14 semanas de gestación y más allá de ese plazo, cuando ya está previsto en el Código Penal, es decir, si corre riesgo la vida o la salud de la mujer o el embarazo es producto de un abuso sexual o una violación. En esas definiciones coinciden ambos proyectos y también garantizan la cobertura médica en hospitales, obras sociales y pre pagas. En total, por ahora, serán 9 las iniciativas en discusión, presentadas por el oficialismo y la oposición, que van desde la atención de los abortos que ya están permitidos hasta el aborto libre, sin límites de plazos. 

La reunión plenaria está citada para las 9.30 de mañana. Hasta las 13.30 se escucharán voces a favor. Habrá un receso y por la tarde, desde las 14.30, hablarán quienes se oponen. Cada persona tendrá 7 minutos para exponer y podrán hacerles preguntas las y los diputadxsde las comisiones de Legislación General, Legislación Penal, Salud y Familia. Argumentarán para apoyar el proyecto de la Campaña, Nelly Minyersky, una de las abogadas más prestigiosas de la Argentina, veterana y experta en cuestiones de Familia y Derechos Humanos, Susana Chiarotti Boero, representante de Argentina ante el Comité de Expertas de la OEA que monitorean el cumplimiento por parte de los Estados de la Convención Interamericana para prevenir, sancionar y erradicar la violencia hacia las mujeres, conocida como Belém do Pará; la médica e investigadora del Conicet Mariana Romero; el director ejecutivo del CELS, Gastón Chillier; el constitucionalista Andrés Gil Domínguez; la integrante del directorio del Conicet e historiadora feminista Dora Barrancos; Marta Alanís, de Católicas por el Derecho a Decidir; y la psicoanalista Martha Rosenberg, activista de la Campaña; la abogada Paola Bergallo, profesora asociada de la Escuela de Derecho de la Universidad Torcuato Di Tella; los juristas Marcelo Alegre y Martín Böhmer; el secretario de Salud Pública de Rosario Leonardo Caruana; la tocoginecóloga, especialista en Adolescentes, Sandra Vázquez, y Novaresio.

En la otra vereda, la lista incluye además del padre Pepe y Barra, a Cristina Miguens, directora de la revista Sophia, dirigida a un público femenino y de corte espiritual; los abogados constitucionalistas María Angélica Gelli y Alberto Bianchi; y los médicos Oscar Botta y Oscar Montes de Oca, entre otros. Todos se han pronunciado en contra del aborto, incluso en los casos de violación. Botta, como director ejecutivo del Instituto de Investigaciones Biológicas para la Defensa de la Vida, en 2007, llegó a enviar una carta al entonces ministro de Salud bonaerense, Claudio Mate –durante la gestión del gobernador Felipe Sola– para impugnar el protocolo de atención de los abortos no punibles, es decir, aquellos previstos en el Código Penal desde 1921, cuando corre riesgo la vida o la salud de la mujer o la gestación es producto de un abuso o violación. También afirmó falsamente que es “abortiva” la anticoncepción hormonal de emergencia, más conocida como píldora del día después.

“Ninguna persona está a favor del aborto a secas. Ninguna mujer pasa por esa experiencia alegremente. Pero cuando una mujer se enfrenta a un embarazo que no quiere continuar, necesita el apoyo del Estado. Valoramos la vida y pensamos que su protección es incremental. Por eso consideramos que se debe permitir el aborto hasta las 14 semanas y solo más allá cuando ya están permitido”, señaló Alanís, referente de la Campaña. “Reconocer a la mujer el derecho de abortar significa aceptar y consagrar una aberración”, escribió Miguens, en la revista Sophia. Este contrapunto se dará entre la mañana y la tarde. 

Los expositores que inaugurarán el debate fueron definidos por los presidentes de las cuatro comisiones que participarán de la plenaria, tomando en cuenta las propuestas que acercaron diputados y diputadas de todos los bloques. Desde la Campaña sugirieron para la primera jornada los nombres del ministro de Salud de la Nación, Adolfo Rubinstein y del ex ministro de la misma cartera, Daniel Gollán, pero no fueron convocados. Las exposiciones se repetirán martes y jueves, cada semana, al menos por dos meses. La plenaria se transmitirá por streaming. No se permitirá el ingreso de público a la sala. 

Los titulares de las cuatro comisiones pertenecen al bloque Cambiemos, y reparten sus posturas: Lipovetzki (PRO), de Legislación General, y Alejandra Martínez, de la de Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia (UCR) están a favor de la despenalización y legalización. Mientras que sus pares de Legislación Penal, María Gabriela Burgos (UCR), y Acción Social y Salud Pública, Carmen Polledo (PRO), en contra. Llegó la hora del debate. 

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios