Empleados de la administración, salud, organismos descentralizados y del magisterio público se movilizaron hoy en el marco de los paros convocados por los sindicatos, en rechazo el techo salarial que impulsa el Gobierno Macri y el acatamiento incondicional de las provincias a las políticas de ajuste.

Las dos columnas partieron de lugares distintos pero convergieron en el centro del buró provincial. La unidad sindical en la acción es la consolidación de la Multisectorial que impulsaron la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), la seccional Paraná de la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer) y la Central de Trabajadores de la Argentina Autónoma  (CTA), para enfrentar las políticas de ajuste de los gobiernos de Macri en la nación  y de Gustavo Bordet, en la provincia.

En el acto en Casa de Gobierno, el secretario General de ATE, Oscar Muntes, celebró la unidad de acción: “Nos esperan muchas marchas en unidad porque los trabajadores del Estado no estamos dispuesto a regalar absolutamente nada”.

“A los provinciales nos convocaron para el viernes a la paritaria, en los municipios nos están comenzando a convocar, pero desde ATE tenemos un sólo mensaje, tanto para el gobernador como para los intendentes, y es que no vamos a aceptar el 15 por ciento”, dijo Muntes.

En ese sentido, apuntó que  “Macri (cuando asumió) prometió paritarias libres, sin condicionamientos y  no sólo nos puso un techo salarial sino que, además, disciplinó a los borregos que le hacen el mandado y garantizan el ajuste”. En ese marco, el dirigente gremial aseguró que el gobernador entrerriano está en sintonía fina con el presidente de la república: “Macri y Bordet se quieren diferenciar pero se juntan, se quieren diferenciar pero caminan por el mismo sendero”.

Con el escenario trazado, Muntes aseguró que el gobernador y los intendentes  “tienen la obligación de garantizar salarios dignos;  es una vergüenza que existan salarios de 8.500 pesos, cuando el Indec dice que se necesitan no menos de 17.000 pesos para no ser pobre. Eso hace que el 72 por ciento de los trabajadores estatales estemos por debajo de la línea de pobreza y esa es la disputa que tenemos que dar con mucha conciencia y autonomía de clase, por eso son vitales los encuentros en la calles porque sobre esta unidad de acción, ampliándola a otros que hoy no están, vamos a construir el triunfo que necesitamos los trabajadores para poner fin a situación vergonzosa”.

En otro párrafo el secretario general de la ATE cuestionó la contratación de una consultora para que asesore e implemente la carrera de los trabajadores del Estado: “Los trabajadores le decimos no a esta privatización y nos llena de indignación porque es una vergüenza que se contrate a una empresa para reglamentar el Régimen Jurídico Básico y no se aproveche el valioso recurso humano y la estructura de la provincia”.

Por su parte, la secretaria general de Agmer Paraná, Susana Cogno, dijo a AIM que el paro docente tuvo en la provincia un alto acatamiento y explicó que la masividad de la protesta respondió “a que los dos gobiernos (nacional de Macri y provincial de Bordet) son los responsables de que no se inició con normalidad el ciclo lectivo, ya que eliminaron los procesos de discusión, tienen una clara práctica antisindical, realizan ofertas salariales que son insuficientes y ejecutan políticas de Estado que vacían la escuela pública”.

“Ayer confluimos en una movilización nacional en Buenos Aires y hoy se hizo una en Paraná, donde se reclamó a las autoridades provinciales la urgente reapertura de la discusión salarial y, en ese proceso, sin duda, que se ponga en cuenta la agenda de reivindicaciones que tenemos en la materia, para no seguir complejizando el escenario”, dijo la profesora.

Al respecto, recordó que el gobierno de Bordet realizó “dos ofertas salariales de un 15 por ciento y desde el gremio de ninguna manera se puede aceptar eso como pauta salarial, porque está muy lejos de las necesidades que tienen los trabajadores de la educación y porque en la discusión provincial no hay un techo propuesto a nivel nacional aunque de hecho los gobernadores se alinean solos con Nación”.

Precisamente, el mensaje fue claro y contundente, el magisterio reclama “una recomposición que permita recuperar el poder adquisitivo perdido en el último semestre del 2017 y lo que va de este año y, de ninguna manera eso puede ser una pauta del seis por ciento para marzo”, aseguró Cogno, quien indicó que la lucha continuará en la calle si el Gobierno no quiere resolver el conflicto.

Ávalos: “Enfrentamos el ajuste en Nación y la provincia”

La presidenta del Centro de Jubilados y Pensionados, Juana Ávalos, señaló a AIM que el sector está “movilizado enfrentando el brutal ajuste de los gobiernos nacional y provincial, que comenzó hace tiempo con magros salarios, jubilaciones y pensiones que no llegan a cubrir las necesidades básicas y con fuertes recortes en medicamentos y prestaciones de obras sociales”.

“A nivel nacional la lucha se intensifica ya que este mes pasarán a cobrar 7666 pesos los jubilados nacional, producto de la reforma previsional que Nación, junto al peronismo, aprobó en el Congreso, lo que genera un gran pesar para los jubilados ya que no les alcanza para sobrevivir”, dijo Ávalos, quien remarcó: “Con esta medida se pierde capacidad de consumo, ya que los índices de inflación del Gobierno no reflejan la realidad de los trabajadores”.

Además, repudió “la burocracia del Programa Médico Asistencial (Pami) que tiende a hacer inaccesible el derecho a la salud, ya que los mecanismos que proponen no tienden a facilitar las cosas sino a generar trabas, lo que genera una fuerte angustia en los jubilados”.

En la provincia también se está en alerta y movilización “ante la posibilidad de la reforma del sistema previsional que anunció el gobernador Gustavo Bordet, que podría implicar la pérdida del 82 por ciento móvil y de pensiones y el aumento de la edad jubilatoria”.

Asimismo, indicó que esperan ser incorporados en la discusión paritaria, “ya que en esa instancia se fijan los montos que luego le corresponderán a los trabajadores y jubilados, muchas veces en negro, lo que nos perjudica fuertemente”.

Compartir

Comentarios