El hermano de Santiago Maldonado, Sergio, se refirió al caso judicial a seis meses de que se vio por última vez con vida al joven artesano. “Hay un montón de cosas en las que la Justicia no quiere investigar, hay trabas y eso es lo que tenemos que sostener y tratar de agilizar este año”, expresó. Cargó contra el juez que fue apartado de la causa, Guido Otranto, por no haber realizado una investigación imparcial. Además, se refirió a la aparición del cuerpo el 17 de octubre: “Yo sostengo que el cuerpo no estaba ahí, porque todos los rastrillajes que hicieron ahí dieron negativo. No hay forma de que el cuerpo estuviera ahí y no lo vieran”. Además, señaló la responsabilidad del gobierno y su ministra de Seguridad, Patricia Bullrich: "La responsabilidad absoluta es de la ministra de Seguridad que avaló el comportamiento de los gendarmes", expresó.

A seis meses de la represión de Gendarmería en la comunidad Pu Lof de Resistencia Cushamen en la que desapareció y luego fue encontrado muerto Santiago Maldonado, su hermano Sergio insistió en la responsabilidad en los hechos de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y reclamó “una investigación imparcial, independiente y exhaustiva”. Sergio Maldonado, quien anoche cerró la jornada de charlas en el auditorio Foetra, remarcó las inconsistencias de la Justicia en los procedimientos y declaraciones de testigos, pero aseguró que este año intentarán agilizar esas trabas impuestas. “Quiero que paguen todos”, enfatizó.

Sergio Maldonado se quejó de la actitud que tomó un sector de la sociedad para quienes su hermano “quedó como que se ahogó solo y ya está”. “La sociedad estuvo involucrada y tenía una visión en la que estaba a favor y después empezó a estar en contra. La muerte no importó: estabas de un lado político o del otro. Es algo absurdo y espero que la gente se lo replantee”, sostuvo. “En realidad, lo que dice (la autopsia) es que no se puede determinar la fecha de la muerte”, indicó el hermano mayor del artesano, quien se quejó de que “se la corre a Gendarmería del eje y se dice ‘se ahogó solo’”.

Sergio Maldonado resaltó que la actitud que tomó Patricia Bullrich ante la desaparición de su hermano –al negarse a apartar a Gendarmería y cuestionar el accionar de sus efectivos– estuvo relacionado con el conocimiento que luego necesitaría de la fuerza para la represión de la protesta social. “Con la muerte de Rafael Nahuel y los hechos represivos que ocurrieron después de la desaparición y muerte de Santiago quedó claro para qué necesitaba a la Gendarmería”, insistió Sergio. Enumeró algunos cuestionamientos de la familia a la actuación judicial, entre ellas las recientes imputaciones a los mapuches que habían dado su testimonio en la causa. “De esa forma lo que se hace es amedrentar y neutralizar a los testigos”, apuntó en diálogo con Radio La Imposible. Y agregó que la estrategia del Gobierno se basa en “culpar” a los testigos más importantes para “sacarlos de la escena”, publicó Página 12.

Luego señaló otras críticas hacia la investigación y destacó que no hicieron lugar a muchas de las medidas que pidieron desde la defensa. “Hay un montón de cosas en las que la Justicia no quiere investigar, hay trabas y eso es lo que tenemos que sostener y tratar de agilizar este año”, puntualizó Maldonado, por ejemplo citar testigos como el músico chileno Nicasio Luna, quien estuvo con su hermano durante la represión en la comunidad y fue el último en verlo con vida. Consideró que “el juez (federal de Esquel, Guido Otranto) podría haber actuado de una forma imparcial, haber apartado a la Gendarmería”. “Hubiéramos evitado todo el periplo que se sufrió” durante los 78 días en que estuvo desaparecido el joven artesano. Insistió en la idea del cuerpo “plantado” en ese lugar del río. “Yo sostengo que el cuerpo no estaba ahí, porque todos los rastrillajes que hicieron ahí dieron negativo. No hay forma de que el cuerpo estuviera ahí y no lo vieran”, remarcó.

Pero, por sobre todo, insistió en las responsabilidades de Bullrich.

“La responsabilidad absoluta es de la ministra de Seguridad que avaló el comportamiento de los gendarmes, por no querer ‘tirar uno por la ventana’”, denunció. Y detalló: “Quedó demostrado por qué la necesitaban, a los 30 días pedimos su renuncia y eso no ocurrió. No hizo lo que tendría que haber hecho, no investigó, negó que (su jefe de asesores, Pablo) Noceti haya estado en el lugar y después en diciembre una gendarme mujer declaró haberlo visto dos veces en el mismo día. En la cara me habían dicho que no participo pero él estaba ahí adentro comandando el operativo”.

Contó todo lo que debieron sufrir él y su familia durante este tiempo. “No me quiero victimizar, pero viene una metodología y en todos los casos es lo mismo: a la persona que le pasa algo, a la familia la empiezan a atacar, la desprestigian, le dan por todos lados, se deslegitima el reclamo, se los menosprecia”, detalló.

Sergio Maldonado terminó explicando los motivos de la convocatoria de ayer: “Más allá de que en otras oportunidades eran marchas, ahora entendemos que si a seis meses, y entre tanta impunidad, es más conveniente que hagamos algo para informar y explicar la causa”, destacó Maldonado. Y concluyó: “Seguimos pidiendo verdad y justicia por Santiago”.
   

Compartir

Comentarios