Macri siguió su rally de encuentros en Davos. Al interés de Coca Cola se sumó el de su rival, PepsiCo, que también preguntó por Entre Ríos. Además, una líder de la logística puso la mira en uno de los puertos de la provincia.

Mauricio Macri siguió con una agenda cargada en el Foro Económico Mundial de Davos. Después de reunirse el miércoles con los número uno de Coca, Cargill y Microsoft, entre otros, el Presidente se vio hoy con los números uno Pepsi, las mineras Pan American Silver y Goldcorp y la petrolera Statoil, que negocia un acuerdo con YPF.

Macri charló con Ross Beaty, fundador y CEO de la canadiense Pan American Silver, segunda productora mundial de plata y con negocios en el Sur. La empresa le recordó al Presidente que está a la espera de los permisos de Chubut para concretar la inversión prevista para la construcción y desarrollo del Proyecto Navidad.

Otra minera canadiense, Goldcorp, también tuvo su momento para acercarse a Macri. David Garofalo, CEO de la empresa, le confirmó al mandatario una inversión de US$ 750 millones en la mina de oro y plata Cerro Negro, en Santa Cruz.

Macri tuvo tiempo de juntarse con Indra Nooyi, la presidenta de PepsiCo, quien lo invitó a la inauguración de una planta en Mar del Plata y hablaron sobre la posibilidad de que produzcan cítricos en Entre Ríos. Por eso, del encuentro participó el gobernador Gustavo Bordet.

El rubro petrolero también tuvo su lugar en la agenda presidencial. Eldar Saetre, CEO de la noruega Statoil, una de las mayores abastecedoras de crudo del mundo y proveedora de gas natural para Europa, que llegó a la Argentina en 2016, le comentó a Macri que ya están explorando el área de Bajo del Toro en Vaca Muerta junto con YPF y que está interesada en participar en la licitación de exploración offshore de la plataforma continental. Además, planteó la posibilidad de explorar el desarrollo del negocio de offshore wind, energía eólica en el mar.

Jim Hagemann Snabe, titular del gigante del transporte y la logística Maersk, con inversiones en el puerto de Buenos Aires, mostró interés en participar de una futura licitación por la operación del Puerto de Ibicuy, en Entre Ríos. Más temprano Macri se había reunido con Claus Hemmingsen, el CEO de la división Energía del conglomerado danés.

En tanto, el CEO de la multinacional estadounidense de tecnología Cisco Systems, Charles Robbins, que en los últimos 3 años invirtió 120 millones de dólares en construir infraestructura de Internet, analizó con el Presidente potenciales áreas de cooperación en educación, energía, ciberseguridad, acceso a internet y desarrollo de pequeñas y medianas empresas.

Antes de partir rumbo a París, Macri se hizo espacio para escuchar a Lim Boon Heng, el presidente de Holding Temasek, un fondo de inversión que pertenece al gobierno de Singapur. Y recordó sus momentos de presidente de Boca en un encuentro con el titular de la FIFA, Gianni Infantino, en la Casa Argentina de Davos.

Más temprano, Macri también se encontró con el fundador y director ejecutivo del Foro Económico Mundial, Klaus Schwab, en el Davos Congress Center. Y recibió a Malala Yousafzai, la Premio Nobel de la Paz que en 2012 fue víctima de un atentado, luego de que denunció entre 2003 y 2009, la prohibición a la educación de las mujeres en una región de Paquistán.  Fuente: Clarín

Compartir

Comentarios