En el marco del paro nacional convocado por la Asociación de Trabajadores del Estado, una masiva movilización llega a la Plaza de Mayo para rechazar las reformas laboral, fiscal y previsional que impulsa el gobierno de Mauricio Macri. La semana pasada se movilizaron al Congreso las dos CTA, la Corriente Federal y algunos gremios de la CGT como Camioneros.

Desde las 15 comenzaron a concentrarse manifestantes para marchar del Congreso a la Plaza de Mayo en rechazo de las reformas laboral, previsional y fiscal del gobierno. La movilización, que se replica en distintas ciudades del país, fue convocada por la CTA Autónoma, ATE nacional, movimientos sociales y partidos de izquierda. Coincide con un paro nacional convocado por el sector gremial que responde al visitador médico Ricardo Peidro y al estatal Hugo Godoy.

La jornada nacional de lucha fue convocada en rechazo de "las reformas neoliberales laboral, impositiva, previsional, educativa y de salud que impulsa el gobierno". Godoy, jefe de la ATE nacional, sostuvo en una conferencia de prensa brindada ayer la que "la única manera de detener los proyectos de ley del oficialismo es a partir de la organización", y adelantó que cuando esas normas procuren ser tratadas habrá marchas y cortes totales de rutas.

Daniel Menéndez, de Barrios de Pie, advirtió que esta marcha es "el inicio de un mes que, si el gobierno no toma nota, será muy conflictivo”, en tanto Federico Mariño, de la Corriente Clasista y Combativa (CCC), reclamó "la emergencia social y alimentaria". Esteban Castro, de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), afirmó por su parte que los movimientos sociales reclaman la adhesión de los gremios a la marcha del día 13 hacia la Avenida 9 de Julio contra el ajuste y en reclamo de un bono universal de fin de año.

Compartir

Comentarios