Anuncio del primer ministro
Mientras en la Argentina el gobierno nacional busca profundizar el modelo a base de agrotóxicos, el primer ministro francés aseguró que prohibirán el glifosato para la producción agrícola -y otras aplicaciones- en el territorio del Estado. Edouard Philippe tomó la decisión de que para 2022 no se pueda utilizar el veneno y le dio a los productores un márgen para que se adapten a la nueva regulación: ”El primer ministro Edouard Philippe decidió que este producto sea prohibido en Francia, al igual que todos los que se le parezcan y que amenazan la salud de los franceses”, aseguró el vocero del primer ministro, Cristophe Castaner. Mientras tanto, en nuestro país, el ministro de Ambiente Sergio Bergman pretende volver a instalar el debate sobre la distancia a la hora de fumigar con veneno.

El gobierno francés pidió a los ministerios de Agricultura y de Transición Ecológica un plan para dejar de utilizar este herbicida en la agricultura "antes de fin de año".

La fumigación con glifosato de espacios abiertos al público está prohibida en Francia desde el 1 de enero de 2017 y los particulares deberán dejar de usarlo a partir del 1 de enero de 2019.

Francia también se opone a la propuesta de la Comisión Europea de autorizar el glifosato en la Unión Europea durante diez años. París considera que ese lapso de tiempo es muy largo "dada la incertidumbre que subsiste sobre ese producto", según un comunicado.

El ministro de Agricultura francés, Stéphane Travert, propone un periodo de entre cinco y siete años.

La Comisión Europea propuso en julio renovar la licencia del glifosato que expira en 2017. La decisión la deben tomar los 28 miembros del bloque. Pero en 2016 no se pusieron de acuerdo, por lo que la Comisión propuso excepcionalmente prorrogar la autorización por 18 meses, hasta finales de este año, a la espera de nuevos estudios de las agencias europeas.
Fuente: El Espectador

Compartir

Comentarios