Desde la Sección de Bromatología en forma conjunta con la Sección de Obras y Servicios Públicos, se informa la situación de agua turbia que se suscitó en estos días, en la cual se realizó una detección temprana de la situación y el lugar. Una de las bombas de un pozo absorbió sedimento, por lo cual se procedió rápidamente con el fin de inactivar de inmediato el pozo, para de esa forma agilizar las medidas correctivas pertinentes.

Las mejoras en la rapidez del accionar diario del personal se deben a los aportes significativos que han otorgado las capacitaciones continuas de técnicos y operarios, además de los recursos destinados. Todo esto permite la detección temprana o rápida del lugar; toma de muestra de análisis bacteriológicos y físico-químicos en los sitios de reclamo, como así también la planificación de futuras obras y mantenimiento del servicio de agua, que mejorarán con el correr del tiempo la detección de inconvenientes y su pronta resolución.

Algunas de las capacitaciones realizadas fueron: limpieza de tanques; detección de porcentaje de cloro, con indicadores de color; un protocolo estricto para la toma de muestras (otorgado por la Facultad de Alimentos dependiente de la UNER de Concordia). 

Compartir

Comentarios