VUELVE A SU RUEDO. A tan sólo tres meses de su eliminación en semifinales, el león retorna a la Provincia.

Con jugadores surgidos de su cantera, sin refuerzos de renombre y un equipo que hace meses había perdido la semifinal provincial. El equipo de Campo de Mayo, quien en el encuentro anterior había empatado un partido heroico a puro corazón, se llevó un partido chivo que los invita a soñar con la revancha en Entre Ríos.

De pierna fuerte y templada. Un equipo que no sólo corre, sino que le fue incorporado juego e intensidad, más presión cuando no se tiene el balón.

Pese a haber sido sacudido en la primera fecha y ser goleado, Malvinas nunca dejó de creer y se levantó para poder festejar en la última de la primera ronda. Con un equipo casi 100% de las divisiones inferiores albiceleste, la incorporación del arquero Rodrigo Gallegos, quien estuvo jugando con ellos este año en el ámbito provincial, más la reciente incorporación de Cacha Chaparro –jugó este encuentro-, ahora sí, Malvinas está completo para volver por la gloria, que en este 2017 se le escapó por centímetros.

El club de Federal que más lejos llegó en este certamen, podrá desquitarse, y jugará dos torneos a la vez, lo que también deberá cuidar el local que lo tiene como único puntero.

 

 

 

 

 

 

 

Compartir

Notas Relacionadas

PRIMERA L.F.F.
La naranja mecánica
PRIMERA L.F.F.
Entre dos tierras
PRIMERA L.F.F.
A pampa y la vía

Comentarios